DIRAYA-1

Nuestra formación con Arno Stern y el trabajo que realizamos en los talleres de pintura, arcilla y movimiento desde hace treinta años, así como en otros ámbitos, nos han llevado a tener como referencia unos principios básicos, desde nuestra vida cotidiana, hasta espacios configurados para el juego, cuidando los entornos para el aprendizaje, la expresión y la creación.

Entendemos el “Juego” como “la manifestación de la acción de un ser humano desde sus propias necesidades”

Nuestra visión es que un ser humano es completo y no se “mejora” desde fuera. Existen condiciones acordes su naturaleza que le permiten el despliegue de todo lo que es. El toma, como cualquier organismo vivo, lo que necesita e igual de cierto es que aquello que necesita ha de estar disponible.