Miguel-1

Miguel Castro

Fue pintor, actor y profesor de Educación Artística. Trabajó en temas de expresión y creatividad unos 20 años al tiempo que buscaba en el ámbito de la educación, teatro, animación un “método”, algo que sintiese que funcionaba.

Trabajó en dos escuelas como profesor de dibujo y en varias haciendo talleres y participando en diversos proyectos de investigación e innovación educativa en los años 70.

En 1985 en Leioa los talleres de juego “Merlin” pero nunca llegó a satisfacerle el trabajo que allí realizaba. De alguna manera intuía que no aportaba las condiciones adecuadas para los niños. El encuentro con Arno Stern le hizo transformar completamente su forma de trabajar y abandonar la Educación Artística.

En 1989 se formó con Arno, cerro los talleres “Merlin” y abrió un taller de pintura con las mismas características que “Le Closlieu” que conoció en París. Al mismo tiempo abrió otro de arcilla teniendo como referencia las mismas condiciones de trabajo.

Durante años recogió, ordenó, clasificó y estudió todos los trabajos que se realizaban en el taller de arcilla y encontró “La Formulación” también con este material.

Su investigación continúa, junto con Vega Martín a partir de 1993, en el trabajo con el cuerpo y la creación de espacios para jugar en lo que llaman “Juego de Configuración”

De 1988 hasta el año 2012 ha sido profesor de la Universidad de Cantabria impartiendo formación en Educación Creadora.

A lo largo de todo este tiempo, ha participado en Congresos Internacionales e impartido conferencias, charlas y cursos de formación para empresas, profesionales de la educación y para padres. Actualmente continúa su trabajo como asistente en los talleres de expresión y como formador en Educación Creadora.

Vega-1

Vega Martín

Diplomada en Educación Infantil, trabajaba como profesora cuando conoce a Miguel Castro y a través de él a Arno Stern. Se forma con ambos y comienza a trabajar con Miguel Castro en sus talleres de pintura y arcilla de Bilbao. Paralelamente continua en la escuela, donde trasforma su modo de trabajar teniendo en como referencia los principios de la Educación Creadora en relación a todos los aprendizajes e investigando en este terreno.

En 1993 conoce a Delphine Joubert y participa en sus cursos de Danza. En 1994 crea el “taller de Movimiento” con los principios de la Educación Creadora en relación al juego con el cuerpo.

En 1998 deja la escuela para dedicarse a los talleres de Pintura, Arcilla y Movimiento.

Uno de sus intereses costantes es la comunicación y las relaciones. En este sentido ha trabajado con grupos de padres, en los años que estuvo en la escuela, así como en Diraya y en una asociación de inserción social, donde ha llevando sesiones para contar historias durante cinco años. Continua aprendiendo y profundizando en este terreno donde sus referentes son Carl Rogers, Antonio Guijarro y Marsall Rosenberg.

En el taller de movimiento ha podido observar la relación entre la formulación y las necesidades del juego con el cuerpo. Está llevando a cabo un proceso de documentación para poder ordenar y ampliar este conocimiento.

Actualmente continúa su trabajo como asistente en los talleres de expresión y como formadora en Educación Creadora.